Reseña: "Toda la verdad de mis mentiras" de Elísabet Benavent

Título: Toda la verdad de mis mentiras
Autor: Elísabet Benavent
Editorial: Suma de letras
Calificación: 5/5
Sinopsis: ¿Puede mantenerse una amistad a pesar de las mentiras?
Una despedida de soltera en autocaravana.
Un grupo de amigos...
...y muchos secretos.
Un road trip divertido, surrealista, donde todo puede suceder. Una aventura en carretera que habla de la verdad que se esconde detrás de todas las mentiras.
Sincerándonos, lo que en este momento es una paradoja de la vida, me moría de ganas de escribir esta reseña, de explayarme hasta el cielo, de pasarme de mambo y contarles todo, absolutamente todo. Pero tranquilos, que solamente voy a hablarles de lo mucho que esta historia significó para mí, de sus personajes y de como se metió, estando recién en marzo, en mi lectura favorita del 2019.

Beta se convirtió en una de mis autoras favoritas ya el año pasado. Había leído tres de sus bilogías y con eso ya calificaba para el puesto. Me propuse avanzar con sus lecturas y este año lo arranqué maratoneándome su saga Valeria. Cuando me enteré de este libro, al que seguí por insta desde la base de su promoción, supe que iba a ser especial para mí. Lo conseguí en digital porque aquí todavía no sale, y lo devoré en día y medio sacrificando mi preciado sueño y dejando de lado hasta las tareas de mi trabajo. Este libro me absorbió el alma, cual dementor hambriento, y me dejó medio boba y confundida porque todavía no puedo creer lo mucho que esta mujer me puede cambiar con un libro.

Mi experiencia con este libro es bastante singular. No suelo releer nada porque siempre estoy hambrienta de nuevas historias, pero esta vez no pude evitarlo. Mi primera lectura del libro me dejó con un vacío enorme. Tan enorme que no podía leer nada ni pensar en otra cosa. Me dejó con la cabeza en una historia que ya tenía final y que tendría que haber superado ahí, pero cuando quise darme cuenta, lo estaba empezando de nuevo y volví a leerlo con la misma rapidez y sintiendo todo con más intensidad. Este libro está llevado a cabo por un circulo vicioso de mentiras y secretos que ya les contaré en otro párrafo, y que, al ya conocerlos, en la relectura se percibe cada detalle de otra manera. El conocimiento de las verdades es la luz verde para entenderlo todo y vivirlo de otra manera. La relectura, a causa de este fenómeno, es aún más intensa y como ya no sabía que hacer con mi vida (así de intenso) volví a leerlo.
Sí, ya sé. No soy muy normal que digamos. El caso es que en el transcurso de una semana leí este libro tres veces y me tapé los ojos para no leerlo una cuarta por maníaca y loca desquiciada. Pero es que no sé explicarles el amor profundo que desarrollé no solo por la historia y sus secretos, sino por todos los personajes. Les juro que los quiero.

En fin, basta de fangirleo intenso. Esta historia trata sobre un grupo de amigos que emprenden un viaje en autocaravana al mejor estilo hippie, por la costa española y con motivo de celebrar la mejor despedida de soltera para Blanca, una de las integrantes de este épico, pero especial grupo de amigos. El caso es que todos ellos esconden cosas. Tienen secretos y mentiras que esconden que, en el fondo, saben que cuando salgan a la luz, van a salpicar para todos lados y lastimar. Lastimar un montón.
Coco es nuestra protagonista, y sí que es una mentirosa. Es una mentirosa porque está enamorada hasta la punta de la nariz de Marín, su mejor amigo del mundo mundial y además, su compañero de piso. Coco y Marín son sardina y anchoa, lo hacen todo juntos porque tienen ese tipo de vínculo que uno tiene con un hermano. Son como hermanos, y Coco es una mentirosa, primero, por fingir ser como su hermana, y segundo, por afirmar que sigue enamorada de Gus, su ex y también miembro del grupo. Esta mentira es el salvavidas de la otra. Necesita de una para poder llevar la otra y para ella es demasiado importante conservar a Marín en su vida, aunque esa relación que mantienen más allá de encantarle, la lastima un poco a diario.

El viaje significa mucho más que noches de vino y tardes de playa. Significa convivir con tus mentiras, significa que todos esos secretos son más difíciles de llevar cuando el contacto con tus amigos es a todas horas. No hay descanso, y cuando a todos les empiezan a pesar los hombros de tanto cargar, la cosa se va definitivamente a la mierda. Las relaciones estallan y cada certeza desarma un poco lo que creían que era. Los amores se doblegan, algunos duelen y otros dan esperanza, pero, sobre todo, les muestran lo mucho que están vivos.

Arriesgarse no es la única forma de perder, a veces con no hacer nada es suficiente...

En este libro lo que tenemos son muchos personajes con características tan claras que uno podría confundirse y creer que está viajando con ellos. La principal es Coco, que la amo. Pequeña Coco, me hiciste sufrir, reír, llorar, quererte y adorarte hasta el infinito, pero lo peor, es que me hiciste enamorar de un Marín idealizado que terminó gustándome mucho más, incluso fuera de esa idea romantizada. La relación de estos personajes es todo lo que está bien en el universo. Es algo maravilloso leer como el suelo de la friendzone se empieza a partir para revelar algo más, algo que sabían que estaba ahí pero que no podían ver porque tenían miedo. Es una de las historias más bonitas que he leído, pero hay más.
- Contigo no, que si te vas, me muero

Además del romance central, me encantaría poder contarles un poco sobre los personajes, aunque más por arriba. Tenemos a Aroa, ex de Marín y amiga de Coco (sí, sí, alto quilombo en puerta), a Blanca, que es la que se está por casar y que esconde cosirijillas interesantísimas. También está Loren que es el que todo lo sabe, porque tiene cara de bueno y todo el grupo le cuenta las mierdas. Y está Gus, el ex de Coco, poeta, que a veces me cayó mal, pero que, aunque hizo muchas, muchas cosas de la manera incorrecta, es, para mí, el personaje mejor construido de este libro.

La poesía no es de nadie, morena. Está ahí y tú pillas una frase y construyes un poema, pero no tiene por qué ser nada tuyo. Puede que lo fuera en un momento o puede que lo escribas porque dentro de unos meses necesites leerlo. Esto no es una ciencia exacta. Esto no es tan preciso como ponerle precio a un cuadro y venderlo.

Siempre digo que lo más importante de un libro es todo aquello que te hace sentir, lo que te transmite, y toda la verdad de mis mentiras para mi significó una bomba. Les juro que no sé explicarlo. No creo que se pueda explicar tanto amor por una historia, tanto dolor físico en una escena, tantas lágrimas sentidas por algo que irremediablemente sabía que iba a pasar.
Esta historia destaca por la forma habitual de escribir de Beta, que te cuenta una historia simple pero tan real que te desacomoda las emociones. Es fresca, ligera, totalmente adictiva y divertida. Te lleva desde las lágrimas de sufrimiento, a pasear por la emoción y a estallar en carcajadas por las ocurrencias de cada personaje.

La narración está hecha en primera persona desde los ojos de mi pequeña Coco, que a diferencia de en los otros libros de la autora, se queda con lo que ve. Supongo que una estrategia para conservar los secretos hasta casi el final.

Y el final, claro, me dejó un saborcito de hambre atroz. Digo, no sé, se me ocurre la posibilidad de un spin off después de “eso”. Es solo un deseo, cuando lean el libro y lo necesiten como yo, organicemos campaña para pedirlo.
Sin más que agregar, me despido, obvio, recomendándoles este libro que no tengo dudas, y me arriesgo, lo sé, a decir que no va a ser desplazado en su primer lugar como libro favorito del año.
Gracias, querida Beta, por regalarnos otra historia tan real, tangible y preciosa. Se va a quedar grabada para siempre en mi corazón, y sé que voy a volver a releerla otra y otra vez, porque me hace mucho bien.

Nos estamos leyendo

2 comentarios

  1. ¡Holaaa!

    Guauuu me has dejado impresionada con la reseña. No he leído nada de la autora, pero veo que tengo que hacerlo YA DE YA. Es increíble cuando te cruzas con un libro así, que estando en marzo ya puedes afirmar que va a ser lo mejor -o de lo mejor de tu año- y que, nada más terminarlo, necesites empezarlo otra vez. Me das hasta envidia jajaja

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Una vez más la autora consiguió enamorarme con su historia aunque me gustó un poquito menos que otros de sus libros. Un besote :)

    ResponderEliminar