27 oct. 2018

"Fuimos canciones" | Elísabet Benavent


FUIMOS CANCIONES | ELÍSABET BENAVENT | SUMA | 536 PÁGINAS | 5/5
Macarena vive en Madrid y es asistente de una influencer de moda.
Macarena disfruta la vida a sorbos e intenta ser feliz.
Macarena tiene dos amigas: Adriana y Jimena.
Macarena guarda un secreto que deletrea a escondidas.
Ese secreto tiene tres letras: L-E-O.
Macarena no sabe que Leo está en Madrid.
Macarena teme, Macarena sueña, Macarena ama, Macarena vuela...
Y en este juego del destino intenta aceptar que lo que fuimos no puede ser lo que seremos...
¿O quizás sí?

Postergué un montón la reseña de esta historia, tanto de este libro como del que sigue, que por supuesto también leí. De alguna manera, reseñarlos cierra el ciclo, y me cuesta un montón despedirme. Siento que la bilogía canciones y recuerdos no se me va a pasar jamás, que es sin duda la historia más bonita que leí en el año, y que Beta ya se fue a parar a mi top de autores favoritos. Dios, que mujer genia. Paso a contarles un poco mi experiencia con el primer libro.
No sabía que leer, venía de una lectura romántica que me había encantado y sabía que para no caer en un bloqueo lector necesitaba leer algo bueno, ágil y que llegue a disfrutar. Había leído a principios de este año, la bilogía de Sofía y me había encantado, así que me dije que seguir con la autora seguro era una buena idea. Elegí canciones y recuerdos simplemente por el título. No me inmiscuí en detalles ni leí la sinopsis, simplemente me pareció una buena opción.

Fuimos canciones es una historia especial, porque no nos cuenta una historia de amor, o sí, pero hay más. Fuimos canciones habla de la vida, de cada cosa que la hace girar, de los miedos y las dudas, de las oportunidades que se nos presentan y de la posibilidad de empezar de nuevo. Macarena es nuestra protagonista femenina, pero no viene sola. La acompañan sus dos mejores amigas, Jimena y Adriana, que son de los personajes más trascendentes que he leído este año. Macarena trabaja como asistente personal de una youtuber muy famosa que es bastante infumable. Se dice que le gusta su trabajo, no está atada a ninguna relación y su trabajo le permite codearse con gente importante, viajar a lugares increíbles y llevar una vida que muchas chicas envidiarían. Pero claro, no es completamente feliz, y esto no lo sabe hasta que el pasado le golpea la frente. Fue un golpe fuerte, cabe destacar.
Un día cualquiera, se encuentra de narices con su ex, que de repente está viviendo en la misma ciudad que ella y encima, como si fuera poco, está saliendo con una conocida amiga de ella. Leo no es como cualquier ex. Leo fue el amor de su vida, su amor desde la infancia hasta hace tres años atrás y con el que deseó tenerlo todo. Leo es la piedra en el zapato que no puede sacarse y al que odia (más o menos). Leo es todo eso, y además es todo lo que está bien en la tierra. Excepto porque también la odia, porque la única piedra en el zapato no es él, y lo sabe. Maca es para Leo el recuerdo de todo lo que hizo mal, de todas las muchas veces que la cagó con ella y del futuro que perdieron, por su culpa. No pueden soporta compartir espacio, no pueden soportar mirarse, porque además de ese rencor, ese odio, y la certeza de que no pueden estar juntos porque son terriblemente malos y tóxicos el uno para el otro, existen los recuerdos. Los recuerdos de lo bueno, de lo tremendamente buenos el uno para el otro que también pudieron ser.


Eres la única mujer capaz de hacerme perder la cabeza, pero para mí eso nunca fue bueno. La vida no es como en las películas, Macarena. No me gusta sentir que me haces perder el control. Siempre te quiero demasiado, te odio demasiado o espero demasiado y en el exceso nos diluimos. Somos dos amigos que llevan tanto tiempo enamorados que el amor se les ha podrido en el pecho.


No quiero irme por las ramas y ya sé que estoy fangirleando, pero es que amo, de verdad, amo mucho esta historia. Desde el primer encuentro se desata una batalla campal para comprobar quien es más hijo de puta con el otro, mientras al mismo tiempo intentan seguir con sus vidas disimulando las ganas, el deseo, y ese estúpido amor que, aunque no quieran admitir, los sigue manteniendo unidos.
Los personajes secundarios son excelentes. Jimena es sin duda uno de mis personajes favoritos. Mística y delirante, soñadora, pero tan buena persona y fiel a ella misma que más de una vez me dieron ganas de abrazarla. Jimena vive aferrada al recuerdo de su novio muerto en la adolescencia, pero, por supuesto, también hay amor para ella. Y Adriana, por otro lado, es una mujer establecida, casada y con un trabajo que ama, pero que también está por recibir el sacudón de su vida. Que inestable la estabilidad, he…

La pluma de la autora es una maravilla, exquisita por todos lados. Cuando leí la bilogía de Sofía a principios de año pensé que no iba a leer otra historia tan bonita, y acá estoy, reincidiendo con la autora y amando más a esta historia que a cualquier cosa que haya leído en el año. A pesar de sus 500 páginas, leí el libro en dos días, prácticamente no dormí ni hice otra cosa porque la lectura me mantuvo completamente atrapada todo el tiempo. Si bien no tiene un ritmo vertiginoso, tiene un estilo muy único de Beta y un ritmo ágil y fluido que te hace querer leer más y más. Supongo que la cantidad de sensaciones que se experimentan a lo largo de las páginas influyen en el ritmo de lectura. Pasé del asombro a la diversión y de la diversión al sufrimiento. La mayor parte del libro me la pasé amando a Leo y odiándolo entre medio. Maca me cayó bastante bien, teniendo en cuenta todo lo que había sufrido le puedo perdonar cualquier cosa. La quiero y todo.

La narración está hecha en primera persona, la mayor parte del tiempo desde el punto de vista de Macarena, aunque algunas veces tenemos capítulos desde la perspectiva de leo. La narración de Maca también cuenta el avance de las historias de sus amigas, lo cual fue interesante y bastante divertido.
Esta historia tiene de todo. Una historia de amor preciosa y bastante dura, personajes excelentes, escenas para morirse de risa y otras para llorar a moco tendido. Trata temas como la diversidad sexual, la superación, el dolor y sobre todo el miedo.
Me explayé más en esta reseña porque en la próxima, la de seremos recuerdos, voy a hablar casi nada para evitarles spoilers.
Sé que estos libros están carísimos, pero búsquenle le vuelta, léanlos, porque nunca dije tan segura que un libro vale la pena como lo digo con estos.

Nos estamos leyendo

Créditos a las fotos del post:
Un lugar mágicoLa estantería de las letras olvidadas

9 oct. 2018

Ponte en mi lugar - Sam Hepburn


PONTE EN MI LUGAR | SAM HEPBURN | MAEVA YOUNG | 360 PÁGINAS | 4/5
Poco después de que la familia de Aliya se instale en Londres, tras su huida de Afganistán, su hermano es acusado de ser un terrorista. Aliya está convencida de su inocencia, pero cuando su amigo Dan, el hijo de un fontanero, encuentra una pistola en el baño de su nueva casa ya no sabe qué pensar. Dan sospecha que la pistola pertenece a su padre, un exconvicto, y permanece en silencio. Juntos deberán desentrañar la verdad para proteger a sus familias.

Ponte en mi lugar es uno de los tantos libros que elegí por la vista. Me dejé llevar como loca por la portada y sentí que fue amor a primera vista. De hecho, apenas leí un poco la sinopsis como para tener una leve idea y supe que tenía que leerlo. La trama es, incluso desde el breve resumen que trae, más que interesante, y se convirtió automáticamente en una necesidad.

En esta historia nos encontramos con la cruda y terrible realidad de Aliya y su familia. Nuestra joven protagonista tiene apenas 14 años, una madre hundida en la depresión, una hermana pequeña y un hermano mayor que vela por ellas. Son una familia afgana que es obligada a escapar de su país después de que el hermano de Aliya fuese acusado de traición. La familia completa emprende viaje a Inglaterra en donde planea empezar una nueva vida, lejos de la guerra, su hogar y su cultura, pero en paz. Lo que ellos no saben es que la corrupción es un monstruo demasiado grande como para dejarlos tranquilos, y que los llevó a ese país a propósito. Casi que sus problemas se vuelven más grandes después que el hermano de Aliya es acusado de terrorista y eso las condena, porque si ya de por sí debe ser difícil ser extranjero, peor debe ser extranjero y que tu propia cultura haga que te señalen con el dedo.
En Inglaterra, Aliya conoce a Dan, un joven hijo de fontanero con el que entablará una amistad a la fuerza, después de que este encuentre una pistola escondida en la casa de los afganos y de que las acciones de su propia familia lo impulsen a investigar. Por motivos diferentes, los dos necesitan la verdad, una verdad que tiene muchas mentiras y enredaderas, muchos peligros, y sobre todo mucha mafia.

En el camino a recorrer hacia la verdad que buscan, pisamos diferentes terrenos difíciles de tratar como son además de la corrupción, las diferencias culturales, el terrorismo, el tráfico de drogas y el poder. Este es un libro que tiene de todo y que lo trata con calma. Está pasando absolutamente de todo y pareciese que le va a estallar la tapa de los sesos a alguien, pero está contado con mucha tranquilidad, lo que mayormente es inquietante. Me gustó mucho la forma en la que avanza la trama, específicamente la manera en la que se van desenvolviendo los misterios, sin un ritmo intenso, pero con la suficiente adrenalina como para mantenerte en la lectura.

La pluma del autor es una novedad para mí y tengo que admitir que me gustó bastante. Más que nada la forma en la que cambia la perspectiva de la narración completamente sin que se desvirtúe la personalidad de ninguno de los personajes. Está todo contado en primera persona e intercala la visión de los ojos de Dan a los ojos de Aliya, capítulo a capítulo, lo que te obliga un poco a empatizar con ellos, aunque incluso a veces no quieras. Me pasó con Dan, que me cayó terrible, pero que al mismo tiempo me daban ganas de darle un abrazo y un sopapo en la cara. Una experiencia extraña, debo admitir. Ja ja.

En fin, ponte en mi lugar es un libro que definitivamente se merece una oportunidad, porque es entretenido, porque cuenta una realidad mundial que es la corrupción por drogas, porque te enseña de la cultura afgana de la cual no sabía absolutamente nada, y que, por supuesto me resultó muy enriquecedor, y porque a través de estas páginas, uno puede saltar de una emoción a otra. Porque el título no podría estar mejor puesto, y porque es imposible no entenderlos, no ponerse en lugar de los dos, cada uno con sus mambos y con sus miedos. La empatía reina de esta lectura, una buena práctica para hoy en día.
Gracias Editorial Océano Argentina por el ejemplar ♥

1 oct. 2018

"Rebeldes" por Amy Tintera





Título: Rebeldes
Bilogía: Reiniciados #2
Autora: Amy Tintera
Editorial: Océano Gran Travesía
Páginas: 352
Calificación: 5/5

Dicen que mi nombre corresponde a los minutos que tardé en ser reiniciada, ellos creen que pueden definirme, controlarme, pero se equivocan. Después de haber regresado de la muerte como Reiniciados y ser entrenados para ejercer como soldados implacables, Wren y Callum han escapado finalmente del control que los manipulaba. Ahora ansían hallar una vida de libertad que les permita comenzar de nuevo. Pero cuando llegan a la reserva de Reiniciados, no encuentran lo que esperaban. Bajo el gobierno de un líder sanguinario, todos los soldados que como ellos han llegado allí buscando refugio, serán usados para satisfacer planes incluso más crueles. Wren tendrá entonces que decidir a quién creer y a quién prestar su apoyo, mientras que Callum seguirá sin ninguna duda lo que su corazón le dicte.
Gracias Editorial Océano por el ejemplar ♥

Llevaba mucho tiempo esperando este libro. Mucho. Leí “reiniciados”, la primera parte de esta bilogía, cuando me lo mando la editorial, debe hacer como dos años, si no hace más, y lo amé completamente. Dentro de la ciencia ficción, me pareció una historia bastante novedosa y tuve esa especie de conexión astral con los personajes (¿) El caso es que cuando me enteré por fin que la editorial iba a publicar el segundo, me volví loca, y acá estoy, escribiendo esta reseña.

En reiniciados conocimos a los personajes, nos metimos en la historia y supimos un par de cosas que voy a detallar sin dar spoilers, para poder reseñar bien este final. Tenemos un mundo en el que, después de una devastadora guerra, la humanidad quedó reducida por un virus que afecta a todos y que les provoca la muerte. Quienes mueren a causa del virus, pueden reiniciar, es decir, volver de la muerte. Una organización (CARH) se encarga de “Contener” a los reiniciados en sus instalaciones y adoctrinarlos a su antojo para que sirvan a las necesidades que a ellos les parezca. Entre las características más importantes de estos individuos a los que todos temen, está la de la cantidad de minutos que estuvieron muertos antes de reiniciar. Mientras más tiempo estuvieron muertos, menos humanos vuelven, más fríos, más carentes de sentimientos y más máquinas de matar. O eso es lo que la CARH les hace creer. Wreen -uno siete ocho- es nuestra protagonista, y como dice el tatuaje en su muñeca, estuvo muerta 178 minutos. Es un récord, y la adaptaron en las instalaciones de esta organización del infierno para que crea que es un monstruo, y por supuesto, ella lo cree. Callum es nuestro chico protagonista, un reiniciado número 22 que despierta en Wreen sentimientos que hacen que, de algún modo, se de cuenta de quizá no sea tan carente de sentimientos.



Adentrándonos en el libro al que compete esta reseña, nos encontramos con Wreen y Callum, junto al grupo de reiniciados con el que escaparon de la CARH, buscando refugio, y encontrándose con otro grupo de reiniciados preparándose para una batalla campal. Conocemos, entre otros personajes, a Micah, el líder de esta comunidad que acababan de descubrir, y el cabecilla de la masacre que tienen planeada. En este libro se enfrentan los ideales de los propios reiniciados. Tienen que decidir si van a ir contra los humanos, si quieren un mundo de reiniciados, o sí lo que en verdad les importa es salvar a todos, pese a su hambre de venganza. Wreen y Callum tienen puntos de vista diferentes, y en el tramo de tiempo en el que tienen que decidir de que lado están, las cosas se van a complicar para todos.

La humanidad está en peligros, y los reiniciados tienen la posibilidad de aliarse con los humanos que tanto daño le han hecho, para vencer y construir un mundo más justo, sin CARH que los destruya, que experimente con ellos, o que les haga creer lo que quiera.
Esta es una historia genial, se habrán dado cuenta. Está llena de acción, batalla, resistencia y rebeldía. Son rebeldes ante un sistema que los oprime y los rechaza, y están dispuestos a todo con tal de revertir eso. Como desenlace, “Rebeldes” es sencillamente genial. Hay un par de cositas que quizá pasaron demasiado rápido pero que no afectan mucho, y si bien me hubiese gustado un poco más de zamarreo en algunos casos, la trama está muy bien desarrollada.

La narración está hecha en primera persona e intercambia puntos de vista capítulo a capítulo. Es decir, un capítulo lo narra Wreen, y otro Callum, y así sucesivamente.
La pluma de la autora está bien. Es sencilla, fluida y no se detiene en pequeños detalles a perder el tiempo. Va al grano, y para ser una bilogía destinada al público juvenil, es una estrategia inteligente.
Sin mucho más que agregar, les dejo solo la recomendación. Denle una oportunidad a esta historia porque la merece, vale la pena, y va a mantenerlos atrapados y expectantes hasta llegar al final.