"Fuimos canciones" | Elísabet Benavent


FUIMOS CANCIONES | ELÍSABET BENAVENT | SUMA | 536 PÁGINAS | 5/5
Macarena vive en Madrid y es asistente de una influencer de moda.
Macarena disfruta la vida a sorbos e intenta ser feliz.
Macarena tiene dos amigas: Adriana y Jimena.
Macarena guarda un secreto que deletrea a escondidas.
Ese secreto tiene tres letras: L-E-O.
Macarena no sabe que Leo está en Madrid.
Macarena teme, Macarena sueña, Macarena ama, Macarena vuela...
Y en este juego del destino intenta aceptar que lo que fuimos no puede ser lo que seremos...
¿O quizás sí?

Postergué un montón la reseña de esta historia, tanto de este libro como del que sigue, que por supuesto también leí. De alguna manera, reseñarlos cierra el ciclo, y me cuesta un montón despedirme. Siento que la bilogía canciones y recuerdos no se me va a pasar jamás, que es sin duda la historia más bonita que leí en el año, y que Beta ya se fue a parar a mi top de autores favoritos. Dios, que mujer genia. Paso a contarles un poco mi experiencia con el primer libro.
No sabía que leer, venía de una lectura romántica que me había encantado y sabía que para no caer en un bloqueo lector necesitaba leer algo bueno, ágil y que llegue a disfrutar. Había leído a principios de este año, la bilogía de Sofía y me había encantado, así que me dije que seguir con la autora seguro era una buena idea. Elegí canciones y recuerdos simplemente por el título. No me inmiscuí en detalles ni leí la sinopsis, simplemente me pareció una buena opción.

Fuimos canciones es una historia especial, porque no nos cuenta una historia de amor, o sí, pero hay más. Fuimos canciones habla de la vida, de cada cosa que la hace girar, de los miedos y las dudas, de las oportunidades que se nos presentan y de la posibilidad de empezar de nuevo. Macarena es nuestra protagonista femenina, pero no viene sola. La acompañan sus dos mejores amigas, Jimena y Adriana, que son de los personajes más trascendentes que he leído este año. Macarena trabaja como asistente personal de una youtuber muy famosa que es bastante infumable. Se dice que le gusta su trabajo, no está atada a ninguna relación y su trabajo le permite codearse con gente importante, viajar a lugares increíbles y llevar una vida que muchas chicas envidiarían. Pero claro, no es completamente feliz, y esto no lo sabe hasta que el pasado le golpea la frente. Fue un golpe fuerte, cabe destacar.
Un día cualquiera, se encuentra de narices con su ex, que de repente está viviendo en la misma ciudad que ella y encima, como si fuera poco, está saliendo con una conocida amiga de ella. Leo no es como cualquier ex. Leo fue el amor de su vida, su amor desde la infancia hasta hace tres años atrás y con el que deseó tenerlo todo. Leo es la piedra en el zapato que no puede sacarse y al que odia (más o menos). Leo es todo eso, y además es todo lo que está bien en la tierra. Excepto porque también la odia, porque la única piedra en el zapato no es él, y lo sabe. Maca es para Leo el recuerdo de todo lo que hizo mal, de todas las muchas veces que la cagó con ella y del futuro que perdieron, por su culpa. No pueden soporta compartir espacio, no pueden soportar mirarse, porque además de ese rencor, ese odio, y la certeza de que no pueden estar juntos porque son terriblemente malos y tóxicos el uno para el otro, existen los recuerdos. Los recuerdos de lo bueno, de lo tremendamente buenos el uno para el otro que también pudieron ser.


Eres la única mujer capaz de hacerme perder la cabeza, pero para mí eso nunca fue bueno. La vida no es como en las películas, Macarena. No me gusta sentir que me haces perder el control. Siempre te quiero demasiado, te odio demasiado o espero demasiado y en el exceso nos diluimos. Somos dos amigos que llevan tanto tiempo enamorados que el amor se les ha podrido en el pecho.


No quiero irme por las ramas y ya sé que estoy fangirleando, pero es que amo, de verdad, amo mucho esta historia. Desde el primer encuentro se desata una batalla campal para comprobar quien es más hijo de puta con el otro, mientras al mismo tiempo intentan seguir con sus vidas disimulando las ganas, el deseo, y ese estúpido amor que, aunque no quieran admitir, los sigue manteniendo unidos.
Los personajes secundarios son excelentes. Jimena es sin duda uno de mis personajes favoritos. Mística y delirante, soñadora, pero tan buena persona y fiel a ella misma que más de una vez me dieron ganas de abrazarla. Jimena vive aferrada al recuerdo de su novio muerto en la adolescencia, pero, por supuesto, también hay amor para ella. Y Adriana, por otro lado, es una mujer establecida, casada y con un trabajo que ama, pero que también está por recibir el sacudón de su vida. Que inestable la estabilidad, he…

La pluma de la autora es una maravilla, exquisita por todos lados. Cuando leí la bilogía de Sofía a principios de año pensé que no iba a leer otra historia tan bonita, y acá estoy, reincidiendo con la autora y amando más a esta historia que a cualquier cosa que haya leído en el año. A pesar de sus 500 páginas, leí el libro en dos días, prácticamente no dormí ni hice otra cosa porque la lectura me mantuvo completamente atrapada todo el tiempo. Si bien no tiene un ritmo vertiginoso, tiene un estilo muy único de Beta y un ritmo ágil y fluido que te hace querer leer más y más. Supongo que la cantidad de sensaciones que se experimentan a lo largo de las páginas influyen en el ritmo de lectura. Pasé del asombro a la diversión y de la diversión al sufrimiento. La mayor parte del libro me la pasé amando a Leo y odiándolo entre medio. Maca me cayó bastante bien, teniendo en cuenta todo lo que había sufrido le puedo perdonar cualquier cosa. La quiero y todo.

La narración está hecha en primera persona, la mayor parte del tiempo desde el punto de vista de Macarena, aunque algunas veces tenemos capítulos desde la perspectiva de leo. La narración de Maca también cuenta el avance de las historias de sus amigas, lo cual fue interesante y bastante divertido.
Esta historia tiene de todo. Una historia de amor preciosa y bastante dura, personajes excelentes, escenas para morirse de risa y otras para llorar a moco tendido. Trata temas como la diversidad sexual, la superación, el dolor y sobre todo el miedo.
Me explayé más en esta reseña porque en la próxima, la de seremos recuerdos, voy a hablar casi nada para evitarles spoilers.
Sé que estos libros están carísimos, pero búsquenle le vuelta, léanlos, porque nunca dije tan segura que un libro vale la pena como lo digo con estos.

Nos estamos leyendo

Créditos a las fotos del post:
Un lugar mágicoLa estantería de las letras olvidadas

3 comentarios

  1. ¡Hola!

    He oído hablar mucho de estos libros y parece que son una lectura ligera y muy fresca, lo que pasa es que a mí no me terminan de llamar lo suficiente.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Creo que esta bilogía es de las historias de romance que más estoy viendo por todos lados en el momento, más cuando salió el primero. Sin embargo, creo que hay algo de esta historia que no me llega a convencer, así que sintiéndolo mucho voy a tener que dejarlo pasar por el momento, pero nunca se sabe si en algún tiempo me animaré.
    Muchísimas gracias por la reseña y me alegro de que hayas disfrutado tanto con estos libros.
    Besosss

    ResponderEliminar
  3. What a lovely post, your blog looks amazing.

    Following you, would you like to follow me back?
    My blog

    ResponderEliminar