Un amor real | Marión Marquez


UN AMOR REAL | MARIÓN MARQUEZ | OZ EDITORIAL | 384 PÁGINAS | 1,5/5

La vida en palacio está a punto de cambiar.
Brianna Collingwood es una it girl, una joven rica, hermosa y rebelde. El príncipe Alioth van Helmont es un playboy arrogante y el futuro heredero de la corona de Sourmun. Juntos, recorren las mejores fiestas privadas y causan grandes escándalos. Para Brianna, Alioth es solo un buen amigo, pero el príncipe está enamorado de ella en secreto.
Sus vidas cambiarán cuando los padres de ambos los obligan a comprometerse. Brianna acepta para ayudar a su amigo, pero ¿acabará sintiendo por Alioth un amor real?
Novela ganadora de la primera edición del Premio Oz de Novela.
Una divertida novela romántica llena de secretos e intriga.
 Cuando elegí este libro de entre las novedades de la editorial, lo hice a ciegas, algo que suelo hacer y que me falla muy poco. Últimamente me estoy inclinando más por el romance que es uno de mis géneros favoritos y me relaja un montón, pero me siento bastante decepcionada con este libro, incluso sin haber tenido expectativa alguna.

Voy a hacer esta reseña desde el punto más objetivo posible, pero dejando claro que no me gustó para nada, porque son demasiadas las cosas que están mal.
Para empezar, voy a hablarles un poco de la historia, un breve resumen sin spoilers para que puedan habituarse a la trama, y después sí, mi opinión y mi explicación.

Brianna tiene que casarse. En las familias de la realeza no está bien visto llegar a determinada edad sin marido/esposa, aunque esa edad sea incluso los veintipico. Brianna se la pasa de escándalo en escándalo, fiestas, alcohol, paparazis y demás acciones desmedidas que ponen en vergüenza a sus padres. Alioth es su mejor amigo de toda la vida, como un hermano al que le confía todo. El pobrecito lleva el tiempo que se conocen, perdidamente enamorado de ella, pero nunca se lo dijo por miedo a perderla. Alioth es príncipe, hijo del rey y la reina de vaya uno a saber dónde, y por protocolo, también debe casarse y tener pronto un futuro heredero de la corona. Y no saben qué… pasa algo re sorprendente *nótese la ironía* Los hacen casarse, y después de como dos días ella se enamora también perdidamente de él y desarrollan un amor profundo por el que morirían, de ser necesario, el uno por el otro. Así de intenso y poco creíble.

A ver, déjenme pensar por donde empiezo… a sí.

1 - No se sabe dónde está pasando. No hay descripción alguna. No tengo idea de que país están gobernando, ni qué parte del mundo, ni de donde sacaron las costumbres. No hay descripciones de ningún tipo, ni colores, ni texturas ni sensaciones. Derechito a los papeles siempre. Imposible ubicarse o meterse en lo que está pasando, no hay trabajo para la imaginación.
2 – Los personajes son bastante estúpidos, todos, y van manifestando cambios irreales. Brianna es infumable todo el tiempo, pero de repente pasa de ser una adolescente rebelde e histérica a una señora bondadosa que piensa en la humanidad y que quiere tener hijos, madre teresa y todo. Alioth es muy inmaduro, incluso cuando se le presenta el riesgo de vida a otros personajes a los que afecta, se muestra idiota. Idiota. Idiota. Los personajes secundarios son planos. Planos y raros. Tenemos desde asesinos, malos malotes, ex novios que ni mu ni ma, tercera en discordia a la que todo el mundo le echa la bronca, aunque no haya hecho nada malo. Amigos que aparecen de la nada, y más personajes insulsos.
3 – Las escenas. El drama. Me violenta mucho que todo el tiempo pase algo. No hay descanso. A cada momento hay un drama nuevo y bastante ilógico. Pasan de ser altos fiesteros, a amarse con locura, a ser los celosos más pesados del planeta, a querer tener hijos con carácter de urgencia. Y así siguen; hay intentos de asesinatos, embarazos fallidos, enfermedades terminales, milagros, hijos ilegítimos, y todo ese tipo de cosas. Lo único que faltó fue que alguien se caiga de las escaleras y pierda la memoria.
4 – El machismo. ODIO mucho este aspecto en un libro, en los tiempos que corren. Una tercera en discordia que no hizo nada para serlo. Las situaciones se dieron, parte por culpa del príncipe, pero tanto él como todos quienes lo rodean se la pasaron dándole con un caño a la chica. Prácticamente la trataron de puta todo el tiempo por algo que era igual de responsabilidad de Alioth. Me pareció horrible por parte de la autora, siquiera haber pensado algo así. Me da escalofríos.
5 – Errores de edición. Hay por todos lados, desde palabras mal corregidas hasta guiones de diálogos donde no van.
6 – No es comedia romántica como señala en letras negritas en la contratapa. No me hizo reír en ningún momento. Es más un drama al mejor estilo culebrón que otra cosa.

No sé si me estoy olvidando de algo, pero vamos a dejarlo ahí. Algo bueno que tiene es la fluidez con la que se lee. Lo leí en dos días, me empezó gustando y antes de las 60 páginas ya ponía los ojos en blanco ante un nuevo asalto de drama a lo María la del barrio.  No hay dificultades en la lectura, la narración es ligera y entretenida, porque tanto revuelo ante todo lo increíble que le pasa a esta gente engancha bastante. Está narrado en tercera persona, lo que gradezco, porque no sé si podría soportar una narración en primera persona desde los ojos de Bri. No, por Dios. No podría.

En resumen, Un amor real es una historia de amor de la realeza. Lejos de la comedia romántica, lejos de la acción o del misterio. Esto es un drama épico con problemas técnicos y un problema detrás del otro. No reincido, y ojalá a ustedes les guste, porque nada como disfrutar la lectura.


Gracias Editorial Océano por el ejemplar.

2 comentarios

  1. Leí un par de reseñas de este libro hace unos días y todas coincidian en que no vale la pena leerlo. Creo que por ahora lo dejo pasar. Gracias por la reseña, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caro. Hay reseñas súper diversas sobre este libro. Ojalá algún día puedas hacer tu propia opinión.
      Besos ♥

      Eliminar