"Playlist las canciones de muerte" de Michelle Falkoff


Título: Playlist Las canciones de mi muerte
Autor: Michelle Falkoff
Editorial: Del Nuevo Extremo
Páginas: 288
Calificación: 4/5
Sinopsis: Para entender lo que pasó con su mejor amigo Hayden, Sam tiene que confiar en la lista de canciones y en su memoria. Pero cuanto más escucha se da cuenta que su memoria no es tan confiable como creía. Especialmente cuando alguien que pretende ser Hayden le manda mensajes enigmáticos, al mismo tiempo que comienza una serie de ataques contra los matones que le hicieron la vida imposible a su amigo. Sam sabe que tiene que enfrentar lo que ocurrió esa noche. La única manera: quitarse los auriculares y abrir los ojos a las personas que lo rodean (incluyendo una chica excéntrica e impredecible, también llena de secretos) para poder desentrañar la historia de su mejor amigo. Y quizás llegar a cambiar la suya propia.

Este es un libro que tenía muchas ganas de leer. Cuando recién lo publicó Del nuevo extremo, muchos de mis amigos bloggers lo leyeron, y tengo mucha confianza depositada en la opinión de alguno de ellos a los que les encantó. Cuando lo vi en el catálogo de novedades del mes de agosto de Editorial Océano no dudé en pedirlo.

En esta historia tenemos un poco de todo, y voy a tratar de contar sin spoilers, y con mucho cuidado, lo más importante de cada cosa. Voy a introducirme primero en la trama principal, que gira en torno a uno de los protagonistas y los recientes acontecimientos que le cambiaron la vida. Sam es un chico bastante marginado, pero feliz. Sus padres están separados y vive con su mamá que se mata trabajando para sustentar el día a día y su hermana mayor que es una pesada. No se relaciona demasiado, es un geek feliz de compartir sus pasiones y sus fetiches con los videos juegos, la música y las series de televisión con su mejor amigo Friki, Hayden. Ninguno de los dos sabe estar sin el otro, o eso parece, hasta que Sam encuentra a Hayden muerto en su cama la mañana post fiesta en la que todo salió terriblemente mal. De ahí en adelante, Sam tiene que crecer.

No es fácil perder un mejor amigo, y mucho menos si es tu único amigo. Tampoco es fácil descubrir que quizá no lo conocías tanto, porque a pesar de que tenía una vida de mierda, posta, nunca se te ocurrió pensar que podía hacer algo así. A Sam no se le ocurrió que Hayden pudiese estar sufriendo tanto, y no se lo perdona. Tampoco perdona a todas esas personas que se encargaron de hacer miserable su vida. De todas maneras, lo más difícil para Sam es descubrir que su amigo tenía secretos, cosas que él no sabía y que dejó escondidas en una playlist musical junto con un papel que ponía “Escucha y entenderás”.
Sam necesita entender, más que nada, pero también necesita sanar, crecer, sopesar todo lo que le está pasando y aprender a vivir con ello. En el camino, lo vemos sufrir, conocer gente nueva, enamorarse, y sufrir de nuevo. Supongo que el camino hacia sanar siempre duele un poco.



Sobre los personajes tengo que decir que me gustaron mucho. Por la estructura de la narración que lleva a Sam al pasado en muchas ocasiones, llegamos a conocer el perfil de Hayden incluso aunque esté muerto, y paseamos un poco por las cosas que le pasaron, el bullying, el acoso y la presión de su familia, el extraño odio de su hermano y de los amigos de éste, y el desprecio social hacia un chico claro, diferente. Este libro deja mucho para reflexionar sobre este tema, el bulying es la principal causa de suicidio adolescente así que no es algo para tomar con pinzas, es algo para tratar, algo de lo que escribir, y algo de lo que todos tenemos que leer.
Sam es bastante encantador, está lleno de inocencia a pesar de que ya es grande, es dulce, y a pesar de que se mira demasiado el ombligo, me cayó muy bien y sentí ganas de abrazarlo más de una vez. Hay un personaje femenino importantísimo que no les voy a nombrar, descúbranlo si no lo leyeron aún, y sino ya saben de quien hablo. Me pareció excelente. Una chica que no puede con su propia culpa, que no puede con la culpa de los demás. Todos tratan de aliviar el dolor, pero el dolor es así, como dijo uno de mis autores favoritos, el dolor demanda ser sentido.

La narración está hecha en primera persona desde el punto de vista de nuestro joven protagonista, lo que es bastante acertado ya que trata todo con la usual ironía juvenil ante casos que les marcan la vida, o ante cualquier caso, digamos. No hay manera de evitar sufrir, lo cuenta él mismo. Por otra parte, la pluma de la autora me pareció muy buena. La lectura fluye sin dificultades y el vocabulario es súper sencillo. A mí me pasó que la historia me atrapó 

5 comentarios

  1. ¡Hola!

    Guau, no sabía que este libro trataba un tema tan duro, pero ahora me ha dado curiosidad por leerlo. Este tipo de historias te rompen el corazón pero me encantan.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola, recién descubro tu blog. También soy Argentina, del sur de nuestro país. De este libro he leído buenas reseñas, por lo que veo es una historia que se lee rápido y le has dado un muy buen puntaje así que que sigue en mi lista de pendientes. Muy lindo tu blog. Te invito, si te apetece a que te pases por el mío y nos leemos. Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este libro está en mi listado de "las peores cosas que alguna vez leí". No me gustó ni un poco. Cuando iba a salir, estaba muy emocionada y hasta hice la preorden en inglés para tenerlo apenas lo publicaban. Lo leí en un par de horas y... no, no es para mí. Al menos en inglés, la narración se pasa de redundante y me sentí terriblemente engañada con la trama, no era para nada lo que yo me había pensado que era según lo que prometía su publicidad.

    IGUAL, me alegra que te haya gustado <3, que todos tenemos preferencias distintas después de todo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Xime!
    Me acuerdo cuando salió que tenía muchas ganas de leerlo. Después fueron apareciendo otras historias que me interesaban más y pospuse su lectura. Creo que capaz es tiempo de que le de una chance.
    Me alegro que lo hayas disfrutado :)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola, Xime!
    Tenes razón que tenemos que hablar del bullying y de todo eso, por suerte cada vez hay más y más producciones y más y más voces, también de lxs que las sufren: lxs mismxs adolescentes.
    De igual forma, me parece muuuy creepy esto de tener tantas historias donde le suicida deja audios, cnaciones y a partir de eso lxs personajes reflexionan y hacen. Creo que podemos empezar a contar historias de bullying donde le pibe no tenga que suicidarse y desinstalar esa historia, digo: no negar que pasa, no dejar de hablar de los suicidios adolescentes por bullying; sino: dejar de que el único camino de nuestrxs personajes bullineadxs sea el suicidio.
    Mientras leía tu reseña se me hacía muy similar al argumento de 13 razones, que fue alto boom también en esos meses donde este libro se estrenaba.
    Nos leemos!
    Me alegro de que lo hayas disfrutado!
    Nati

    ResponderEliminar