5 ene. 2018

Reseña: "Un beso en París" - Stephanie Perkins


La torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla.
Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul?
El humor y la tensión que se respiran página a página en el debut literario de Stephanie Perkins te atraparán y te llegarán al corazón.




 Llevo queriendo leer este libro desde hace mucho, mucho tiempo. La realidad es que no lo tengo, y las lecturas en digital estuvieron por mucho tiempo delegadas para mí, tengo la vista muy dañada así que evito los e-books, hasta hace unas semanas que mi amiga Luz de La nerd escondida me insistió con vehemencia durante muchos días para que leyera esta historia, y un día tuve que hacerle caso porque iba a matarme (¿)
A todo esto, no alcancé a empezar el libro que ya me estaba preguntando por qué no lo había leído antes, por qué no había leído anteriormente algo de la autora. Quedé fascinada, maravillada por la historia, los personajes y la extraordinaria pluma de la autora.

Anna es una adolescente americana normal, tiene una vida normal, una familia tipo con padres separados, va a la preparatoria en los Estados Unidos, tiene su mejor amiga en los Estados Unidos, un ex y un posible novio en los Estados Unidos. Todo es bastante normal por allí, hasta que su padre, que no le cae para nada bien, decide enviarla a Francia a hacer su último año de colegio en un instituto para extranjeros en París. Cualquier persona en su sano juicio amaría poder vivir en París, pero Anna lo odia. La envían obligada a conocer y convivir con personas que no hablan su idioma, en una cultura diferente, donde todo, absolutamente todo, es diferente a lo que ella conoce. Lo odia, y lo odia por bastante tiempo mientras vive allí, hasta que el nuevo grupo que la adoptó como amiga comienza a mostrarle las maravillas de París, hasta que se da cuenta de quizás en Estados Unidos las personas que conocía como amigos no lo eran tanto, hasta que conoce a Étienne. Étienne podría cambiar su forma de ver muchas cosas.

-Yo vivo aquí- Señalo la puerta de mi habitación como una tonta mientras mi cabeza asimila la información: nombre francés, acento británico, escuela norteamericana, igual a Anna confundida. Étienne golpea dos veces la puerta de Meredith. -Bueno, pues nos vemos por aquí, Anna.Eh- tyén pronuncia mi nombre así: Ah- na. Mi corazón late a toda velocidad.

El título nos cuenta una historia de amor, no hace falta pensarlo mucho para considerarlo, pero más allá del romance de la historia, hay un gran hincapié en la amistad, del amor desde vínculo entre amigos, del sacrificio y todo lo que los personajes están dispuestos a resignar por esa clase de amor. Me resultó mucho más profundo que una simple historia de amor, me resultó maravillosamente exquisita, una historia con el más puro amor desde todos los puntos de vista posibles. Anna y Étienne son amigos antes que nada, comparten una relación especial, pero se sostienen y acompañan en los momentos difíciles, así como celebran también las alegrías. La atracción esta visiblemente presente desde el principio, pero los dos tienen vidas difíciles del otro lado del charco, y París es maravillosa y romántica, pero ninguno de los dos puede entrometerse. La trama presenta varios conflictos en base a este problema. Los personajes atraviesan varias crisis que llevan a Anna al borde. Suena repetitivo pero no lo es, Anna crece a medida que su tiempo en París se prolonga, aprende y vive sus días en Francia con mucha intensidad y cada uno de los problemas que se le presenta, los atraviesa de una manera diferente, pero siempre aprendiendo.



La narración está hecha en primera persona desde el punto de vista de Anna, que para ser una adolescente arrancada de su hogar, razona y siente bastante normal, es fácil de apreciar y conectar con ella resulta agradable. La lectura es ágil, fluye y te lleva a leer sin parar por horas, sin siquiera darte cuenta del tiempo. La pluma de la autora es definitivamente lo que se lleva mis aplausos de pie, es exquisita. Quedé maravillosa con su escritura y la forma en la que logra que los sentimientos traspasen las páginas y le lleguen al lector a lo más profundo. Me hizo llorar, sufrí con cosas triviales con las que no debería haberlo hecho, pero es que la forma de sentir todo de Anna se parece tanto a la mía que no lo podía evitar. Me divertí, me emocioné, me enamore 6574839748764 veces, y se me rompió el corazón otras tantas. Stephanie Perkins es para mí un gran descubrimiento y espero reincidir en sus textos pronto.

Una de las cosas que más me gustaron de este libro fueron los personajes. Son todos muy carismáticos y lo más importante, tienen historia. Todos los personajes, secundarios y más lejanos, están muy bien logrados, forjados a sus características personales y la historia que los define. Conectan aunque aparezcan menos, generan emociones y también logran transmitirlas. Tanto los personajes nuevos en París, como los que Anna dejó en Estados Unidos. Cada personaje que aparece en el libro es importante y especial por alguna razón, y eso me encantó.

El final me pareció completamente acorde, y nada, quiero ir a Paris y encontrarme un Étienne, pero mientras espero que eso suceda, por favor si no leyeron este libro corran a hacerlo. Es sencillamente maravilloso, y cualquier cosa que pueda agregar ya está de más.


5/5

7 comentarios:

  1. Hola, leí y vi opiniones diversas de este libro. Pero al final me decidí por leerlo porque vi que es una historia de amor muy dulce. Y a veces necesito leer algo así, bueno, siempre necesito leer algo así jaja. Pero en este momento de mi vida me vendría genial, espero leerlo pronto. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me ha encantado la reseña, consigues transmitir los sentimientos a la perfección.
    Lo que más me gustó de la relación entre Anna y Étienne fue, como dices, que ante todo son amigos. Claro que está presente el amor romántico pero también el apoyo, compartir los buenos y los malos momentos y eso es lo que lo hace real.

    Muchos besos :D

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me parece muy linda la historia pero no me termina de convencer como para leerla. Pero quien sabe!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Me alegra un montonazo que por fin hayás podido leer el libro y que te haya gustado tanto o más de lo que esperabas, pero no es lo mío. Nunca me ha gustado la autora (lo intenté) y el romance no es lo mío pero ni por casualidad jajaja.

    Los personajes suenan bien logrados, eso lo acepto (?), pero sé que sería de esas lecturas que abandono antes de la mitad =p

    ResponderEliminar
  5. Vengo a decir algo, en realidad cito: "no se porque no lo había leído antes". Te tatuaría esa frase para que cada vez que te niegues a leer algo que te estoy recomendando termines dandote cuenta que tengo razón y que por algo te lo recomiendo, mierda carajo (?
    Me alegro que te haya gustado tanto. Recorda que Etienne es mío. MIO. Espero que leas Lola o hay tabla. Sé que lo vas a amar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Xime!
    De este libro leí las primeras páginas y me dijo 'nop, esto no es lo mío' así que dudo que lo vaya a leer en un futuro. Pero me alegra mucho que te haya gustado y que lo disfrutaras. No hay nada como eso.
    ¡besos y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  7. Hola Xime, sin duda uno de mis libros favoritos, me alegra que también a ti.
    Nos leemos:*

    ResponderEliminar

ElBlog

Este blog fue lanzado en 2013 por Ximena Weber. Todos los derechos reservados. Si queres llevarte algo del blog, podes contactarte conmigo y lo charlamos. Absolutamente todo el contenido de esta página es creado y desarrollado por mí.




Entrada destacada

Catarsis bloguieril

A veces pasa, que desbordas por todos lados y no sabes para que dirección salir corriendo. Que te agotas hasta el punto de no poder más...

Gracias

Gracias por absolutamente todo. Por haber pasado por aquí, quizá por haber explorado, por haberme leído. Gracias por dejar tu comentario y ayudarme a crecer.
Gracias por acompañarme desde hace tanto tiempo y permitir, con tu granito de arena, que sigamos juntos acá.
Porque todos podemos.
Aguante bloguear ♥