Las ventajas de ser invisible (película)

00:51:00



Titulo: Las ventajas de ser invisible
Autor: Stephen Chbosky
Director y guinosita: Stephen Chbosky
Sinopsis: Las ventajas de ser invisible gira entorno a un tímido joven llamado Charlie que escribe una serie de cartas a una persona sin identificar en las que aborda temas como la amistad, los conflictos familiares, las primeras citas, el sexo o las drogas. Charlie tendra que hacer frente a su primer amor, la muerte de su primer amigo y su propia enfermedad mental, mientras lucha por encontrar al grupo de personas a las que él pertenece.






 Esta es mi película favorita en el mundo. Mi libro favorito en el mundo. La historia que más me conmueve y puede sacar cosas que están escondidas dentro de mí.
Voy a escribir muy generalmente sobre la historia, sin profundizar demasiado, para evitar posibles spoilers a quienes no hayan leído el libro todavía.

Charlie es un chico diferente, especial. Tiene la capacidad de entenderlo todo desde lugares a los que uno no sabe llegar. Es admirable. Está ahí para todos, pero guarda silencio y se mantiene al margen, invisible, sin llamar la atención y sin poder involucrarse. La vida lo marcó fuertemente y por ello cada tanto se pone mal y necesita ir al médico. Su cabeza está revuelta, le faltan recuerdos. Su cerebro los bloqueó para no tener que vivir con ese trauma, aunque el fantasma esté siempre ahí. Charlie es mi personaje favorito en el mundo, también.

En el libro, el autor cuenta la historia a través de cartas que Charlie escribe en modo de desahogo y que siempre comienza con un: “Querido amigo”. La película me maravilló por la excelencia al mostrar esto, intercalando las escenas en las que Charlie habla de su vida, con las voces en off, con lo que va redactando en sus cartas. Creo y sostengo que esto es el detalle principal de que la historia llegue tan profundamente en uno, tanto en cuando se la lee, o se la ve en la pantalla. Es como si con esas cartas, Charlie pudiese demostrarte su confianza, o su necesidad de confiar, y por más extraño que parezca, es creíble. Yo le creí, yo sentí su cercanía y le tome más cariño del que en realidad se le puede tomar a un personaje ficticio. Charlie se siente real.

Sin explayarme demasiado, y hablando en líneas generales, esta trama nos cuenta el primer año de Charlie en el instituto y la forma en la que comienza a involucrarse. Tenemos como coprotagonistas a Sam y Patrick, dos hermanastros que son mayores que Charlie, pero que son lo mejor que le podría haber pasado. En realidad, Sam y Patrick son lo mejor que le podrían pasar a cualquier persona. Con ellos, Charlie comienza a darse cuenta de que en realidad no es invisible, se incluye, comienza a ir a fiestas, a divertirse, y viver su primer amor.
Charlie cuenta un montón de cosas en sus cartas, pero la historia va mucho más allá de eso. Es un manojo de pensamientos que se calan en tu cabeza mientras atravesás las páginas. Te sensibilizas no solamente por la estrecha relación que comenzas a tener con el personaje, sino porque  aunque seas diferente a él, y tú vida tampoco se parezca a la suya, todo lo que dice, lo que cuenta, y más que nada todas las conclusiones acertadas que saca, te golpean de alguna manera. Todos vivimos cosas, sentimos, sufrimos, o conocemos gente que atraviesa situaciones y se siente de algún modo, como Charlie te lo cuenta.

Hay muchas formas de interpretar la historia. Mayormente habla sobre el amor, pero del amor en todas sus formas, todos los tipos de amor, y las diferentes formas de vivirlo, de enfrentarlo o expresarlo. En su ingenuidad, Charlie ve como todos a su alrededor sufren por amor, porque sus elecciones así lo marcan. Las personas no estamos obligadas a aguantar cosas que no nos hacen bien, ni muchos a sufrir innecesariamente. Si es amor, no te lastima. Charlie no te lastimaría, el ama de verdad. Aquí es en donde se aplica la majestuosa frase de la obra. Las personas necesitamos saber lo que valemos, porque todo comienza con el amor propio, y de ahí, lo que creemos que merecemos.

"Aceptamos el amor que creemos merecer"

 Durante la película pude atravesar la mayoría de las emociones por las que pasé en el libro. La primera vez que la vi me encantó, la disfruté, pero no sé cómo explicarles la diferencia abismal de mi reacción ese día, a la de ahora que volví a verla. Me la pasé llorando, quizás porque comprendí muchas cosas que en su momento no, porque la historia caló más hondo en mí y me permitió ver mucho más allá de Charlie y sus cartas. Comprendí que esa es la vida y que él, un personaje literario, estaba mostrándomelas, dándome respuestas, enseñándome a vivir.
Entre los grandes mensajes que tiene esta trama, uno que destaco es el de que somos dueños de nosotros mismos. Somos personas con un pasado, y probablemente por ese pasado somos quienes somos en el presente, pero que el futuro está únicamente en nuestras manos. Es difícil de aplicar, pero es la respuesta a la los problemas de la mayoría de las personas, el destino es nuestro, nosotros somos quienes decidimos el camino a seguir, y esto es algo muy duro de aceptar. Siempre es más fácil excusarse y echarle la culpa o a otras personas, o a las circunstancias de la vida. La verdad es esta, corta y concisa: 

“Somos quienes somos por un montón de razones. Quizás nunca conozcamos la mayoría de ellas. Pero, aunque no tengamos el poder de elegir de donde venimos, todavía podemos elegir a dónde vamos desde ahí. Todavía podemos hacer cosas. Y podemos intentar sentirnos bien con ellas.”

 No quiero irme por las ramas, pero me explayo porque amo demasiado esta historia y necesito exponer el porqué. Porque es inmensa, es así de simple. Charlie no solo es especial, es único. Es la clase de persona que no puede mentirte porque va en contra de sí mismo. Él no lo piensa tanto, es como un niño reprimido en el cuerpo de un adolescente lastimado.
Sam y Patrick son la salvación de Charlie. Ellos y su grupo de amigos lo devuelven a la vida que le robaron cuando era un niño pequeño. La relación entre ellos es hermosa, y lo es porque Charlie solo sabe amar completamente, y el amor es querer siempre lo mejor para la otra persona, incluso a cuestas de lo que en realidad te pasa. Es un pensamiento horrible, porque nadie puede ser feliz de esa manera, y quías por ese motivo Charlie tampoco sea feliz.

No puedes poner la vida de todos por delante y creer que eso cuenta como amor.

 Los actores me parecieron geniales. Logan Lerman es quien representa a nuestro chico y me sorprendí muchísimo con su interpretación. Es impecable. Con respecto a Emma Waston,  al principio no me gustaba que fuera ella justamente la que se pusiera en el papel de Sam, porque la veía muy diferente, pero me cerró la boca aquel día cuando miraba la película por primera vez. Seguían siendo demasiado diferentes, pero el espíritu de Sam estaba ahí, se sentía, era ella, y la verdad que es otra de las cosas por las que tantas veces me saco el sombrero cuando hablo de esta historia. Patrick, o más bien conocido como “Nada”, es interpretado por Ezra Miller, es un personaje que me gusta mucho. Tiene una coraza que lo protege del mundo, y es muy diferente a Charlie a simple vista. Hablan diferente, piensan diferente, pero en el fondo los unen sentimientos parecidos. Los dos aman de la misma manera.

Una de las cosas que también me gusta mucho es el soundtrack. Ya lo conocía desde el libro, y me alegró muchísimo que se respetara en la película porque forma una parte muy importante de la historia. Los personajes hablan a través de la música y dejan que los demás lo interpreten. Pienso que es una lástima que se haya perdido tanto esta costumbre, tan propia de los años 80 y que hoy en día pocos usan o valoran.

El guión también me gustó mucho (en realidad todo me gustó mucho). Fue un alivio ver que las citas más especiales del libro aparecían tal cual en la película. Eran fundamentales y hoy en día muchos reconocen las frases porque se han hecho muy virales. El resto está muy bien. De una historia contada en cartas, la adaptación a película es sorprendente, por el respeto y la fidelidad con la que se trata a la obra.
Leyendo este libro y mirando esta película experimenté muchas emociones, y llegué a reír con fuerza porque los personajes son muy divertidos, llegué a emocionarme hasta las lágrimas, con piel de gallina y todo, y llegue a odiar. Llegué a sentir el mayor odio posible a un personaje, y lloré por ese odio. No voy a entrar en detalles sobre esto, quienes lo hayan leído, o hayan visto la película, me comprenderán.


Voy a saltar directamente al final, que es mi parte favorita de la historia. Charlie no es la misma persona que había comenzado el curso el año anterior. Le pasaron cosas, pero descubrió que ahí afuera, en ese mundo en el que él no quería participar, existen pequeñas cosas que valen la pena y que pueden devolverle esa felicidad que no podía reconocer. Existían personas capaces de llenar todos los espacios vacíos y expandir sus sentimientos lejos, hacia lugares inimaginables para el hace un tiempo atrás. La felicidad es un momento.


Ese momento en el que sabes que no eres una triste historia. Estás vivo. Y ves las luces en los edificios y todo lo que te hace preguntarte y estás escuchando esa canción con la gente que más quieres... Y en ese momento juro... Somos infinitos.

Esta es una historia hermosa, magnifica, eterna, de esas que es poco probable que olvides algún día. Pido disculpas porque esta entrada habla mas de mis sentimientos hacia la la historia que de la película, pero necesitaba exponerlo. Espero que les haya gustado y ojalá compartan conmigo sus opiniones si es que leyeron o vieron esta historia. Los espero en los comentarios.
Si todavía no conocen esta maravilla, ya no puedo decirles nada mas, solo esperar que mis palabras los hayan tentado aunque sea un poco.
Para terminar voy a contarles algo personal. Le tenía mucho miedo a los tatuajes, aunque siempre quise uno. Desde que leí este libro hace bastante tiempo atrás, sabía que mi primer tatuaje iba a decir "Aceptamos el amor que creemos merecer", y hoy por hoy es mi mantra todos los días cuando me levanto. No tiene nada que ver con nada, pero antes de despedirme quería mostrárselos, porque le tengo un aprecio muy importante. Ya puedo decir que "Las ventajas de ser invisible" forma parte de mi.


SOUNDTRACK: 

1 - Could It Be Another Change  - The Samples 3:27
2 - Come On Eileen - Dexys Midnight Runners 4:12
3 - Tugboat - Galaxie 500    3:54
4 - Temptation - New Order  5:22
5 - Evensong - The Innocence Mission  3:40
6 - Asleep - The Smiths  4:10
7 - Low - Cracker    4:34
8 - Teen Age Riot - Sonic Youth   6:57
9 - Dear God - XTC 3:36
10 - Pearly-Dewdrops' Drops - Cocteau Twins  4:10
11 - Charlie's Last Letter - Michael Brook      1:48
12 - Heroes - David Bowie    6:08

Puntuación general:

Perfecta!


You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images