Reseña: Te lo dije - Megan Maxwell

9.4.15




Titulo: Te lo dije
Autora: Megan Maxwell
Editorial: Esencia
Categoría: Chick-lit
Sinopsis: “Si regalaran un diamante por cada disgusto que da la vida, sería multimillonaria”, pensó Victoria cuando encontró a su novio liado con su mejor amiga el día antes de su boda. Y tenía razón, porque a pesar de sus gafas de Prada, de sus bolsos de Chanel, de sus zapatos de Gucci y de todos los Carolina Herrera del mundo colgados en su armario, Victoria solo era una mujer amargada que vive en la mejor zona de Madrid.
En medio de este caos emocional, su empresa le ha dado dos meses para ir a Escocia, localizar a un conde de nombre impronunciable y convencerlo de que debe firmar un contrato de cesión del castillo de Eilean Donan para rodar un spot publicitario de una marca de relojes. Dos meses o estará de patitas en la calle y perderá su flamante estilo de vida.
Con un fracaso amoroso a cuesta, una maleta llena de ropa de marca, y una misión empresarial, Victoria, acompañada por su hermana Bárbara la alternativa, se encamina a las Highlands en busca del conde McKenna. Allí solo ve un lugar lleno de lluvia, de paletos y de vacas. Ni rastro del conde.
Y lo peor de todo; Niall, el que se considera la mano derecha del invisible aristócrata y al que Victoria se refiere con los apelativos de cromañón, paleto y bestia, tiene un plan muy bien trazado sobre cómo tratar a una española gruñona.

Opinión personal:
Lo dije innumerables veces, Megan Maxwell es una de mis escritoras favoritas y este libro es fundamental para las personas que la seguimos. “Te lo dije” es su primer novela, y el año pasado, esencia la recuperó para una re publicación.
En este libro nos encontramos con Victoria, una mujer con carácter fuerte y de armas tomar que esta acostumbrada a una vida llena de lujos y gusta alardear de ellos. Victoria está a punto de casarse con quien cree es el amor de mi vida, pero justo un día antes de la boda, encuentra a su prometido en una situación muy comprometedora y decide dejarlo todo.

Victoria trabaja en una empresa que necesita con urgencia que el conde de Escocia, firme un contrato para que puedan grabar en el castillo de Eilean Donan. Ella, siendo la jefa de publicidad, tiene que encargarse de conseguir ese contrato. Sin el, están perdidos.

Sin más remedio, Tiene que viajar a Escocia, y su hermana Bárbara es quien va a acompañarla en esta especie de aventura.

Barbara y Victoria son como el agua y el aceite. Victoria vive pendiente de la moda, de las marcas, de que todo sea fino y delicado. Le gusta criticar las elecciones de los demás, y Bárbara es completamente lo contrario. La idea de Victoria para este viaje es llegar a Escocia, conseguir que el conde McKenna le firme el contrato, y volver lo antes posible a su ciudad para continuar con su vida de lujos y exuberancias, aunque ahora, sin pronta boda.

Cuando llegan a Escocia, van a parar a una granja, y Victoria se queda horrorizada por la idea de permanecer ahí, rodeada de vacas, barro y diferentes clases de olores que le proporciona la naturaleza. En la granja no hay vajilla de porcelana, ni baños lujosos, ni camas con sábanas de seda, pero lo peor de todo, es que tampoco hay ningún conde a la vista. Al contrario, en esta granja donde van a tratar a Victoria y Barbara excelentemente bien, hay dos hombres, Niall y Roberth, dos highlanders que van a poner la vida de las chicas patas para arriba.

La estadía en la granja se alarga, porque el conde no aparece y el contrato sigue sin firmarse. En este tiempo allí, Victoria pasa por experiencias completamente diferentes a todo lo que ella esta acostumbrada. Aprende valores que había olvidado, y deja que sus sentimientos salgan a la luz a través de toda esa capa cuqui que la cubre.

Niall, nuestro protagonista masculino es todo lo contrario a lo que podría llegar a gustarle a Victoria, pero el amor es impredecible y llega cuando uno menos lo espera. El flechazo es inevitable. La relación entre ellos es de lo más divertida, tienen una especie de atracción de choque y viven discutiendo e insultándose, pero siempre haciéndonos reír. Victoria no lo soporta, pero se entera que el es, supuestamente, la mano derecha del conde, y por eso tiene que tragarse un montón de cosas. Mientras más rápido el la lleve con el conde McKenna, mas rápido podrá irse de esa granja y dejar de soportarlo.

Acá voy a resaltar otra cosa, una preferencia personal. De todos los libros de la colección de Megan, y de todos los protagonistas masculinos enamorables que tiene, Niall es mi favorito. No tendría ninguna clase de problema de cruzarme por la calle con alguien como el.1

Los personajes son increíbles, y eso es algo que siempre rescato de las novelas de Megan. Tienen todos los condimentos para que puedan hacernos reír, hacernos sufrir, y emocionarnos hasta las lágrimas.

La pluma de la autora es sencilla y ligera, llevadera y entretenida, hace que sin darte cuenta las páginas pasen volando.

En esta oportunidad, tuve un problema con el comienzo de la historia. Tuvo una introducción muy larga y puede que eso haya dificultado un poco mi atención a la hora de leer. Hasta quier nos metemos del todo en lo que es la historia de amor, pasan demasiados capítulos. Fuera de eso, la historia es una de las que más me gusta de la autora y una de las que mas me emociono. Es una historia de amor hermosa y recomendable.

En fin, “Te lo dije” es una historia distinta, que remarca valores y nos muestra como poco a poco y a su manera, Niall le pone los puntos a Victoria como nadie lo hace, le saca un poco lo insoportable que tiene y le enseña a valorar pequeñas cosas de la vida que ella nunca antes había podido apreciar. Es una historia dulce, y que puede enamorar a cualquiera que la lea.

El único inconveniente que le encuentro al libro es ese problema que yo tuve con el comienzo, y que quizás no todos hayan tenido, pero fuera de eso, es un libro que quienes me están leyendo en este momento, deberían leer.

-¿Sabes una cosa? - susurro Niall. - la primera vez que te vi, a pesar de tu comportamiento de bruja insolente, no pude resistirme, y te bese con la mirada.

Puntuación: 4,5/5