Luchar, a pesar de todo.

29 de junio de 2013


Cuando cumplir un objetivo se ve casi imposible, lo ultimo que hay que hacer es bajar los brazos, porque es ahí cuando se vuelve verdaderamente inalcanzable. El sacrificio y la lucha diaria nos van acercando de a pasos extremadamente cortos a la meta, porque todo lo que vale la pena siempre resultara difícil.


A veces los obstáculos parecen vencernos, pero siempre tenemos algún motivo para levantarnos y continuar. Casi pisando la linea de llegada siempre aparece la mas temida barrera, que es el no querer lastimar a nadie. Es ahí donde la mayoría de las personas se sienten rendidas, pero antes de auto derrotarse hay que saber que siempre alguien va a sufrir por nuestra causa por mas triste que suene, y que si nosotros mismos no nos sacrificamos y luchamos por lo que queremos, jamas vamos a conseguirlo, porque nadie, absolutamente nadie, va a hacer el esfuerzo por nosotros.