"La chica de Summer Hill" por Jude Deveraux

15.2.17

<<Virginia, pleno verano. La guapa Casey Reddick, que antepone su carrera de chef a su vida amorosa, no entiende por qué todas las chicas del pueblo suspiran por el arrogante Tate Landers, el actor de Hollywood que está allí para participar en una pequeña producción de Orgullo y prejuicio. Tate hará de Darcy, y Casey es la Elizabeth Bennett perfecta. Pero en la vida real las cosas no son como en las historias de Jane Austen... ¿o sí?>>

LA CHICA DE SUMMER HILL | JUDE DEVERAUX | VERGARA | 400 PÁGINAS







OPINIÓN PERSONAL

Últimamente vengo conociendo nuevos autores y no paro de sorprenderme. Por suerte, todas son experiencias reconfortantes, como el caso de Jude Deveraux. El nombre de la autora me resultaba tan popular, tan nombrado, que no podía resistirme a probar su talento. Ni hablar de cuando leí la sinopsis del libro y vi que estaba muy influenciado (e involucrado) con “Orgullo y prejuicio”, la obra maestra de la gran Jane Austen, que es uno de mis libros favoritos. Tengo que decir que la obra expone excelentemente la trama central de Orgullo y prejuicio, incluso las personalidades de los protagonistas, que los representan a la perfección. La combinación de las historias me resultó exquisita y sumamente disfrutable, mezclando la modernidad de las costumbres actuales con las emociones y características de la novela histórica. La verdad, me saco el sombrero ante la originalidad de la historia y su desarrollo.


Metiéndonos de lleno en la trama, nos encontramos con una historia ya vista. Chicas comunes, actores famosos. (Oh sí que he visto esto) pero traídos a escena por lo que nombré anteriormente, que es lo que justamente los hace diferentes. Cada personaje de este libro representa uno de Orgullo y prejuicio y sigue, en la línea de esta trama, los acontecimientos sucedidos en la otra. Tenemos como protagonista femenina a Casey, una chica común y corriente que vive en Summer Hill y que se dedica a cocinar para un montón de gente. También está una de sus muchos hermanos, Gizzy, que destaca por su belleza entre el resto de las chicas del pueblo (nótese la referencia a la Srta Jane Bennet). Por otra parte, tenemos a dos actores de Hollywood súper famosos y que por supuesto son íntimos amigos. Los chicos ricos de la historia (Hola Sr Darcy, hola Sr Bingley) También tenemos a un excelentísimo Wickman y una Lydia un poco más madura; y un Sr y Sra Bennet que casi son mis personajes favoritos en esta novela. La vida de todos tiene un curso diferente, los une una obra de teatro benéfica que se va a realizar en Summer Hill, donde participaran Tate y Jack (los chicos ricos) y que va a entrelazar la vida de todos superando la ficción. Creo que no hace falta aclarar que la obra que tienen que representar es Orgullo y prejuicio, y que Elizabeth Bennet es Casey, la protagonista femenina de este libro, la que se va a encontrar con un Sr Darcy bastante peculiar.

Permítanme decir algo: Amo a Darcy. Bueno sí, ¿Quién no lo ama? Pero esta novela me genera un conflicto enorme porque ahora también amo a Tate. El personaje no solo está bien construido, sino que también tiene su toque especial y diferente. De todas maneras, tengo que admitir que mi personaje favorito resultó ser el villano. “Wickman” en orgullo y prejuicio es lo mejor en esta novela, el que genera los conflictos y el que provoca de todo tipo de emociones.

Lo que destaco en esta representación es justamente el orgullo de Tate y el prejuicio de Casey. La verdad es que sigo admirada por la grandeza de la idea y la forma en la que está desarrollada y expuesta. En esta novela, a diferencia de en el clásico, los personajes viven en el tiempo actual y no dudan en exponer la enorme atracción sexual que existe entre ellos y eso le da un condimento diferente a la obra, haciendo que se vuelva no solo más interesante, sino que también la convierte en una montaña rusa de sentimientos.

La narración está hecha en tercera persona así que podemos conocer todos los puntos de vista. La prosa de la autora me resultó maravillosa. Sencilla y ligera, se lee rápido y se disfruta mucho. Fue una experiencia gratamente agradable y la lectura se terminó volviendo adictiva.

“La chica de Summer Hill” es una novela romántica a todo trapo. Adictiva, pasional, emocionante y divertida. Sin duda un libro que recomiendo a partir de ahora y que pienso tener en cuenta para una futura reincidencia. Esta novela te deja con un dulce sabor, la satisfacción supongo, así que le dejo mi mejor puntaje a esta obra preciosa por dentro y por fuera. 

CALIFICACIÓN:★★★★★
Gracias Ediciones B por el ejemplar