Reseña: Reiniciados

9 de octubre de 2015


Título: Reiniciados
Autora: Amy Tintera
Editorial: Océano Gran Travesía
Páginas: 368
ISBN: 9788494325656
Sinopsis: Hace cinco años, Wren Connolly recibió tres disparos en el pecho. Después de 178 minutos, volvió como Reiniciada: más fuerte, más rápida, capaz de curarse y prácticamente insensible. Los Reiniciados que tardan más tiempo en volver después de muertos, son menos humanos cuando regresan. Wren 178 es la más mortífera Reiniciada de la República de Texas. La parte favorita del trabajo de Wren es la formación de nuevos Reiniciados, pero su último novato —Callum Reyes— es el peor con el que se ha encontrado. Callum es prácticamente humano. Sus reflejos son demasiado lentos, siempre está haciendo preguntas, y su omnipresente sonrisa la está volviendo loca. Cuando Callum se niega a cumplir una orden, Wren se da una última oportunidad para corregirlo o tendrá que eliminarlo. Wren nunca ha desobedecido antes y sabe que, si lo hace, será también eliminada. Sin embargo, nunca se ha sentido tan viva como cuando está cerca de Callum. Gracias a la editorial por el ejemplar.


Reseña:  

Este es un libro muy esperado por bastante gente, lo había visto varias veces en Internet y me generaba una gran curiosidad. Reiniciados está dentro del género distópico, y eso lo convierte automáticamente en un libro que tengo que leer.


La historia transcurre en un mundo donde las personas no mueren por completo, o si, pero resucitan después de varios minutos, y para los vivos, estos resucitados se vuelven sumamente peligrosos. Los resucitados son todos jóvenes, desde niños hasta adolescentes que no superan los 20 años y son propiedad de CARH, la organización que lo controla todo en el estado de Texas. CARH los convierte en soldados, maquinas hechas para matar y cazar humanos criminales, “supuestamente”.

Reiniciar vuelve a las personas más fuertes, más veloces, y más insensibles, todo dependiendo de la cantidad de minutos que estuvieron muertos. Mientras más minutos permanecieron muertos, mas lejos estan de cualquier sentimiento humano, y se vuelven más “monstruos”. Los reiniciados son esclavos de CARH que no tienen ninguna clase de derechos, están ahí para obedecer órdenes, y el desobedecerlas les costaría esta segunda vida que se les dio. Pero en un mundo donde el virus del KDH lo destruyó todo y donde no hay más que devastación y pobreza, CARH es una buena opción para ellos. Aunque son supuestamente monstruos, dentro de la organización tienen comida, y al estar muertos, son inmunes a cualquier enfermedad.

Wren 178 es nuestra protagonista femenina, una chica que entró al ejército de CARH con tan solo 12 años después de que le dispararon tres veces en el pecho. Wren estuvo 178 minutos muerta, lo que la convierte en el soldado más inhumano de Texas. Wren es la más temida, a la que ningún humano se le acerca, y la que menos problemas tiene en cazar y matar gente. Su parte favorita de estar en CARH es ser entrenadora de novatos, hasta que una nueva tanda de recién reiniciados llega a la organización.

En el grupo de asustados novatos, se encuentra un chico diferente al resto, y Wren lo nota. Callun es un recién reiniciado que estuvo solamente 22 minutos muerto, y ese es el número más bajo que se ha visto hasta el momento. Callum es prácticamente humano, es torpe, no tan veloz ni tan fuerte, y puede sentir. Todos saben que será el primero en morir, incluso Wren lo sabe, pero por alguna extraña razón, lo elige para entrenarlo.

La historia comienza a cambiar a partir de ese momento. Con Callum al lado, Wren comienza a experimentar nuevas sensaciones y se da cuenta de que sus sentimientos no están muertos como lleva creyendo cinco años. En CARH comienzan a suceder cosas extrañas y bastante espeluznantes, corre bastante sangre y se genera un ambiente de suspenso que me encantó.
Más allá de ser una distopía, tiene su lado romántico, y aunque es un romance en segundo plano, me gustó. Wren es un personaje que también me cayó bien, y estoy sorprendida por cómo me están agradando las ultimas chicas que he leído. Callum, por otra parte, es bastante más blando que Wren. Al ser un 22, es mucho más divertido, sensible y amigable, y disfrute mucho con la forma en la que un 22 va ablandando a una 178. Fue un camino que recorrí con gusto.

La historia está narrada en primera persona desde el punto de vista de Wren, y la pluma de la autor es sencilla y fluida, lo que siempre agradezco.
El final fue predecible, pero a pesar de eso también me gustó. Los personajes me contagiaron los nervios y la adrenalina de esta parte y prácticamente me comí las páginas.
Un error que no puedo pasar por alto es la falta de guiones en los diálogos. Es molesto, y desconcentra. Por lo menos a mi me pasó que me sacaba de la burbuja en la que me meto cuando leo. No son todos los guiones el problema, los que faltan son los que separan el diálogo de la voz en off, y vuelve la lectura en algo bastante incómodo.

Excepto por este detalle, no tengo muchas objeciones. La historia me atrapó y me gusto muchisimo, se me hizo adictiva y ya estoy muriendo por leer la segunda parte, porque aunque el final fue predecible, no tengo idea de lo que puede llegar a suceder de aquí en adelante.

♥♥♥ 4/5