Lo que hay en el camino



Subes, sueñas y alcanzas el cielo.
Escalas sobre los problemas y llegas más alto que la misma cima.
Pero nunca olvides que puedes caer, y que en el viaje de vuelta hacia abajo, los mimos “problemas” que antes pisaste para subir, ahora podrán hacer que el suelo sea más duro en el momento del impacto.
Si creces, mejoras, y cumples tus sueños, no olvides nunca donde estabas antes de empezar, porque puedes volver abruptamente. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

INSTAGRAM FEED

@unmillondeemociones